- Xenealoxias do Barbanza

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pazos e Casas Señoriais
 
 
 
 
 
 
 

Pazo do Bao

  Aunque en el escudo del portón de entrada de esta casa no hay evidencia alguna, probablemente el vínculo que lo relaciona con esta casa nos dice que fue fundado por Gonzalo Coello. Encontramos datos en la inscripción que hay en el muro de la casa.
  En marzo de 2008 se realizaron obras de restauración en el conjunto escultórico que dieron como resultado el descubrir que dichas reformas no habían sido las primeras. La imagen que corona el techo que cubre la labra y la epigrafía existente tiene una mano hecha con mortero de cemento al igual que sucede con el león que se encuentra a la izquierda y al que se le reincorporó el pie izquierdo en el mismo material. Otra particularidad es que se encontraron restos de mortero de cal que hace suponer que en algún momento ese escudo originariamente estuvo caleado.
    En cuanto al grupo escultórico se trata de la diosa de la justicia Themis aunque parece no tratarse de una iconografía muy usual de dicha diosa al presentar la campana con dos leones distinta por lo tanto a las tendencias más clásicas que presenta a la diosa con una espada en una mano, la balanza en la otra y los ojos vendados, algo que en este caso no es así ya que no lleva los ojos vendados.

   Así mismo hay trazas de pintura negra en la epigrafía que rodea la labra que en el pasado permitiría leer más fácilmente el texto esculpido.
    En referencia a los habitantes de la casa, la genealogía nos dice que aparecen tres hermanos o tres ramas. Gonzalo Coello, casado con doña María de Alonso, José Pérez Coello (Torrado), casado con Dominga del Río y Alberto Pérez Coello (Torrado), casado con María Alonso de Arellano. Gracias a los trabajos realizados en ese año sabemos descifrar los nombres que aparecen en insculpidas en la piedra. El nombre de Norberto se corresponde con don Norberto Coello y San Mamed, que fue abogado de la Real Audiencia de Galicia e 1781 y que era vecino de Boiro.


Casa da Tenencia

 

  Antiguamente en Santa Baia de Boiro, del arciprestazgo de Postmarcos, había Tenencia establecida por el Cabildo de Santiago. Una Tenencia era un conjunto de bienes de distinto origen y calidad que formaban un conjunto de propiedades muy variadas. Salían a una puja mediante la que se fijaba o que debía de pagar el arrendatario que podía ser vitalicio. Normalmente el importe a pagar era fragmentado en tercios a pagar a lo largo del año. Parece que este edificio fue, además de poderosa fortaleza, convento, retiro o cobijo de novias. El coto de San Baia de Boiro pasó de las manos del arzobispo de Compostela al Deán del Cabildo compostelano. El deán era el canónigo más antiguo, el decano. Fue, desde luego, de las más importantes del cabildo compostelano.

  En el siglo XVI era tenenciero el canónigo Jerónimo Batanes (24-5-1574).
  La fachada del edificio de la Tenencia, rehecha en 1810, aún permanece en pie en la llamada Rúa do Cruceiro o Camiño Vello. Tiene frontal piramidal y en su centro ostenta heráldica del cargo incrustada en una concha jacobea que la abraza. El impacto es de elocuente barroquismo con una abertura circular cimera, en lo alto, y sendos florones en los vértices del frontón. Aparece grabado "año 1816" y debajo del escudo, sobre el lintel del portón se puede leer "PROP" y "REDIFICO EL AÑO DE 1862".
  En el interior del edificio aún sobrevive alguna dependencia en franco declive pero las principales han desaparecido convirtiéndose el conjunto en casa de labranza. El patio está solado con cantos rodados haciendo dibujos. Pero lo que más muestra el poderío y esplendor de la Tenencia en sus días de gloria y actividad es la gigantesca finca que a un lado y a otro de la rúa existe, protegida por poderosa muralla.

 
 
 
 

1 2 3 4 5 6 7 8

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal