- Xenealoxias do Barbanza

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Santa Uxía de Riveira
 


Capela de Nosa Señora da Guía

  Se construyó para acoger una valiosa imagen de la virgen que según la tradición, apareció a las orillas de la playa de Aguiño traída por el mar. Los marineros la intentaron transportar y debido a su peso la dejaron en el lugar donde se encuentra la capilla escondida durante muchos años. Es muy probable que, tras el auge del protestantismo en Europa del siglo XVI y que de por ello, se tirasen al mar las imágenes de muchas vírgenes y santos, una de ellas fuese a parar a esta costa.

  Tras el hundimiento de una barca de pescadores sucedido en el siglo XVIII en el que todos ellos se salvaron de morir ahogados se dirigieron a la ermita para agradecer a la Virgen el favor recibido con el siguiente ruego: "Virxe Santísima, guíanos ben" y es que a partir de ese momento se le conozca con el nombre de Nosa Señora da Guía. Se celebra aquí una de las romerías más fama de la comarca.
  En el siglo XV ya hay datos escritos de que en el lugar donde se encuentra actualmente, existía una pequeña capilla construida de piedra y madera que había sido construida por unos
monjes mendicantes.
  Es una capilla con un diseño muy sencillo pero de líneas puras. Planta rectangular con una sola división en un lateral que la separa de la sacristía. Los muros son de granito autóctono de mampostería siendo las más grandes las que están colocadas en los laterales, las jambas y los dinteles.
  Las celosías, de madera, son escondidas por una cubierta plana de madera; las celosías soportan una cubierta es a dos aguas. Al pie, se levanta una tribuna a la que se accede por medio de una escalera en forma de "L".
  El exterior es muy sencillo, una puerta plana de madera y sobre ella un frontón triangular formada a su vez por las cornisas a dos aguas unidas a otra cornisa que hace de base. Es sobre esta cornisa donde está situado el campanario formado por una espadaña con dos huecos terminados en arcos de medio punto sobre el que se asienta una cornisa de pináculos y moldura curva. Existe otra puerta en el sureste utilizada asiduamente por los feligreses.
  Las últimas remodelaciones tienen que ver con la estética colocándose las campanas en los años 50 y en lo más alto del campanario una cruz latina de piedra. Otras reformas fueron la del repique de la piedra llevado a cabo en 1983. Andes de él, la capilla estaba decorada con las paredes recebadas y pintadas de blanco con las esquinas a piedra vista, muy al estilo portugués y la de derribar una parte del muro que fuera realizado en diciembre de 1884 por el cura Vilacova, y que lo rodeaba para hacer una plaza.

Capela da Sagrada Familia
   Capilla construida en el siglo XVIII, hecha a base de sillería granítica y tejado a dos aguas con teja curva del país. Posee planta rectangular con una única nave dividida en dos tramos por un arco de medio punto apoyado en dos pilastras pegadas al muro.
  En su fachada podemos ver la puerta de acceso rectangular sobre la que se dispone una hornacina con la imagen de la Sagrada Familia, moldurada y rematada por un arco rebajado que se corona con una cruz terminada en volutas. A continuación se abre un ocelo abocinado al exterior y en el vértice una peana sostiene la espadaña del campanario, formada por dos machones unidos por un arco de medio punto que remata en un frontón curvo.

  En el interior se conserva un pequeño retablo rococó.
  La capilla pertenece al Pazo de Gayoso aunque se encuentra fuera del recinto y separada por una pequeña pista. Se erigió en ese lugar debido a que allí había dos alcornoques que deberían de protegerla de los cuales solamente queda uno.


 
 
 
 
 

1 2 3

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal